Saltar al contenido

ERASMUS+ MALTA MAYO-JUNIO 2022

La aventura Erasmus del IES Biello Aragón de Sabiñánigo empezó en septiembre de 2021. El curso pasado (2020/2021) yo había tenido mi primer contacto con el mundo Erasmus en mi anterior centro, el IES Fernando Lázaro Carreter de Utrillas. Durante ese curso y a través del CIFPA, había obtenido una beca de formación de profesorado dentro de este Programa que, debido a la pandemia de coronavirus, no había podido disfrutar. Cuando me incorporé a mi nuevo destino en el Biello Aragón, comenté a mi Equipo Directivo la posibilidad de desarrollar Erasmus en el centro, haciendo uso, entre otras cosas, de dicha beca. Desde el primer momento conté con su apoyo y nos lanzamos a la aventura.

Y así empezó todo…Al principio del primer trimestre conseguimos pasar a formar parte del Consorcio de CIFPA para Grado Medio. A partir de ese momento empezó el proceso de dar a conocer la iniciativa entre el claustro y entre el alumnado. Lo que, en un principio, parecía una idea loca para un centro rural acabó por materializarse en cuatro solicitudes de alumnado de Grado Medio de nuestras dos familias profesionales para la obtención de becas Erasmus con el objetivo de realizar sus prácticas (Formación en Centros de Trabajo). Unos días antes de las vacaciones de Navidad recibimos la genial noticia de que dos de estos alumnos habían sido seleccionados para ello. ¡Dos alumnos del Biello Aragón se iban a Malta!

El segundo trimestre fue de organización de las movilidades, tanto de los alumnos como la mía propia. Para ese momento yo había decidido realizar mi estancia de formación también en Malta, para poder acompañar de alguna forma a nuestros valientes pioneros. Documentación del alumnado, contacto con empresas y centros educativos que pudieran atenderme en mi estancia allí, colaboración con CIFPA para la organización del viaje… Fueron días intensos y de bastante incertidumbre hasta casi el último momento. Erasmus es apasionante y una oportunidad increíble para el desarrollo académico, profesional y personal, pero…sólo apto para amantes de las emociones fuertes. No fue fácil encontrar empresas que pudieran atendernos y algunos detalles sobre el alojamiento y estancia del alumnado no estuvieron atados hasta unos días antes de marcharnos. También a última hora mi compañero Andrés consiguió una beca como profesor acompañante, ya no sólo de nuestros dos alumnos, sino de todo el alumnado de Aragón que iba a Malta a hacer su FCT. Ya se sabe… con trabajo, esfuerzo e ilusión, al final…todo sale. Y así, el día 7 de mayo Andrés y nuestros dos alumnos me recogían en Huesca con destino Barcelona, donde nos juntamos con el resto de alumnado. Y de ahí…¡directos a Malta!

169a211f-9c14-4d30-9a17-0e9fd4f5bc79
8faf3ffb-5c2e-446d-ad58-0158149bb19a

Andrés y yo pasamos seis días fantásticos; el alumnado se quedará hasta el 18 de junio y está viviendo una experiencia que recordarán siempre. En mi caso, he podido conocer la estructura, organización y métodos de trabajo relacionados con la administración y gestión de una empresa maltesa que me acogió para mi período de formación. También he podido observar a trabajadores y gerentes de la empresa en su día a día y cómo se desenvuelven en sus relaciones laborales. Además, hemos podido visitar a las empresas que acogían a los estudiantes, desde hoteles hasta empresas de importación de muebles. Así pues, gracias a esta experiencia, hemos podido hacer una breve, pero intensa incursión en su tejido empresarial y conocer de primera mano la realidad maltesa y cuestiones sobre su economía, su sistema educativo y sus costumbres y forma de vida. Y, por supuesto, hemos podido vivir en otro idioma durante unos días. Mención especial me gustaría hacer a Baxter, multinacional con sede en Sabiñánigo, que nos recibió en sus instalaciones de Malta (aquí tenemos que agradecer la ayuda de nuestra COFO, fantástico trabajo en equipo) y a través de la cual esperamos poder llevar a cabo proyectos de colaboración muy interesantes en el futuro.

En lo que respecta al alumnado, ha sido fantástico compartir estos días con ellos. Ver cómo se desenvuelven en un entorno laboral en otro país y en otro idioma y comprobar lo bien que se han organizado como una pequeña familia haciendo frente a imprevistos que han ido (y seguirán) surgiendo ha sido muy motivador y enriquecedor. Son, simplemente, geniales.

En definitiva, este año hemos empezado nuestra andadura Erasmus con esta primera experiencia de la que sólo nos llevamos cosas positivas y bastantes nervios. Ha sido el principio de una andadura que, seguro, irá a más. Por el momento, hemos elaborado también nuestra Carta ECHE para poder participar en Erasmus también con nuestros Ciclos de Grado Superior y nos hemos puesto a trabajar en nuestro propio proyecto Erasmus. ¿Qué nuevas aventuras nos depararán los próximos años?